HUERTOS MULTIFAMILIARES MEJORAN ECONOMÍA RURAL: GRANJAS CARROLL

HISTORIAS DE VIDA

Miravalles, Oriental, Puebla.- Alin y sus compañeras están convencidas que juntas pueden lograr hacer de su huerto un modelo de trabajo.

 

Al proyecto propuesto por la empresa Granjas Carroll de México (GCM), se sumaron diez jefas de familias, que nunca antes habían hecho algo parecido, y desconocían los procesos de cultivo. 

Primero consiguieron un terreno familiar prestado, al que dieron forma con el acompañamiento de un agrónomo experto,  y con palas y picos hicieron las primeras camas de cultivo.

Hoy su huerto ha rendido las primeras cosechas; entre los pasillos,  las mujeres  muestran  orgullosas que tienen jitomate, calabaza, lechuga, cilantro, zanahoria, rábano, cebolla y col.

Cuentan que las  primeras cosechas fueron rábanos que sirvieron para la comida diaria de las familias, después lograron colocar algunos kilos de verdura entre sus vecinos y ahora están planeado vender en el mercado de la comunidad. 

Alin dice que este proyecto las ha cambiado, pues cosechar su comida, obtener recursos propios, y arriesgarse fue una gran experiencia: “ponerle empeño, responsabilidad, y dedicación, hoy es un gran satisfacción ver los frutos de nuestro huerto  y que escuchemos buenos comentarios”. 

Los planes a corto plazo son iniciar con la siembra de flor de muerto y nube para la temporada de Todos Santos y, más adelante, el sueño es hacer crecer el huerto e introducir más variedad para generar más cosechas. 

Alin y las mujeres que intervienen en este proyecto lanzaron la invitación para que más mujeres de su comunidad decidan sumarse a su proyecto y el beneficio sea general. 

 

La empresa Granjas Carroll inició en 2011 con los huertos traspatio familiares donde han logrado la cosecha de más de 20 variedades de hortalizas. A la fecha más de 3 mil 100 familias en 11 municipios han sido beneficiados con este proyecto.

Los huertos también se han extendido a las escuelas rurales donde la cosecha va directamente a los comedores escolares. Es así como maestros y alumnos se ocupan de cultivar durante el ciclo escolar las diferentes verduras. El objetivo principal, es fortalecer la   seguridad alimentaria familiar en la autoproducción de hortalizas frescas y que a su vez, esto se convierta en un beneficio económico de largo plazo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *